sábado, 4 de agosto de 2007

Born to run


Ya está, ya pasó todo... o sólo acaba de empezar. El pasado día 25 de julio (tal y como predije, si esto sigue así pondré un consultorio) a las 14:40 nació mi hijo Hugo. Pesó 3.340gr. y midió 52cm. Qué puedo decir que no se haya dicho ya. La experiencia es impresionante, ver cómo le sale la cabecita y poder disfrutar de eso con su madre es lo mejor que me ha pasado. Tengo que reconocer que desde ese día valoro más la fortaleza de las mujeres para poder hacer frente a esos momentos. Mi mujer me dejó sin palabras, nunca la había visto tan guapa ni tan serena.

He llorado, me he reído y he pasado miedo, todos esos sentimientos me han alimentado durante estos días, aunque he perdido un par de kilos. Tengo un hijo. Da un poco de vértigo, qué digo, da mucho vértigo pensar que esta cosita depende de uno, ¡pero si no puedo cuidar ni de mí mismo!. Sin embargo, no sé muy bien cómo explicarlo, pero no le tengo miedo a nada, tengo ganas de disfrutar cada momento de su vida y me siento capaz de enfrentarme a todo.

El otro día salí a correr tras una semana casi sin dormir y con el cuerpo un poco cambiado, pensaba que estaría en casa a los veinte minutos. A la hora y cuarto llegué a casa y me encontraba genial, con fuerzas para salir de nuevo.

Como dice la canción de Springsteen, tenemos que salir mientras somos jovenes, porque hemos nacido para correr. Ya tengo planes para entrenar con el carrito por las calles de Madrid y por las piernas y los pies que tiene Hugo me temo que va a ser una máquina del running.



Mi vida acaba de dar un giro de 180º y me alegro.

8 comentarios:

SlowPepe dijo...

Germancete: A ti y a tu Santa, MUUUUUUCHAS FELICIDADES. Y prepárate a dormir poco. De todos modos dicen que esto es lo mejor que le puede pasar a uno en la vida. Yo todavía no he hecho los deberes, pero todo se andará. Lo dicho, muchas felicidades a los tres, y para ese machote de Hugo un beso muy fuerte y toda la salud del mundo.

Jorge Reynal dijo...

German,

Te felicito hermano !!!!! Un gran abrazo desde Kansas. Yo tuve la suerte de experimentar ser padre dos veces: Martina, hace ya cuatro anos y Benjamin hace uno y medio. Y es como vos lo decis: nada en el mundo se le compara. No hay carrera que nos haga sentir ni un 1% de la felicidad que se siente el dia que te haces inmortal, que le das a tu carga genetica la posibilidad de seguir existiendo en este planeta.

Por lo pronto, te deseo muy feliz insomnio.

Un abrazo grande,

Jorge.

Anónimo dijo...

Oleee, mi más sincera enhorabuena tio. Debe ser una pasada. No me extraña el acojono (yo no tengo cachorros todavía, aunque en breve nacerá mi primer sobrino, que también llevará la etiqueta de Hugo), aunque dicen que compensa. Bueno, igual mis padres no piensan ahora lo mismo, pero ya es tarde para arrepentirse, jeje.
Lo dicho, nuevamente enhorabuena. Que envidia me va a dar tu chaval. Me parece a mí que va a correr él antes que yo su primer maratón...aunque sea sentado en su silla.
Un abrazo.
L.

ELMOREA dijo...

Enhorabuena pero de las grandes. Esa foto con tu hijo es buenisima, transmite mucho.
Enhorabuena a los tres. Estoy deseando ver los post de esas carreras con carrito, lo de Ben Hur, va a ser cosa de niños, comparado con esto...

Syl dijo...

Qué bonito es el peque!!!!!!!!...preciosos mofletes para comerlo a besos.

Muchísimas felicidades...a disfrutarlo toda la vida y también ahora en especial a mimar mucho a tu chica, que esos días post, son duros.

Besitos.

wild runner dijo...

Tu hijo es precioso!!!! Enhorabuena a ambos ;) Debe ser algo muy especial ver nacer a un hijo.

Disfrutadlo mucho que el tiempo pasa demasiado rápido!!! Ya verás cuando empiece a andar ... la que vais a liar los dos!!!

Un abrazo bien grande

German Alonso dijo...

A todos_ Muchas gracias colegas blogueros. Prometo poner una foto mía empujando el carrito por las cuestas.

Gracias de nuevo.

anita (la gurisa) dijo...

FELICITACIONES !!! que buena sorpresa (la verdad que no sabia que estabas en la dulce espera)
Eslo mejor! el ser padres te cambia de una manera irracional... toda la suerte del mundo!