lunes, 23 de julio de 2007

Pies, para qué os quiero



Pues estos son mis pies a día de hoy. Están hechos un asco. Las uñas de los índices me las tuve que quitar el otro día porque estaban creciendo mal y el dedo gordo de mi pie izquierdo está cogiendo un color púrpura que no me gusta nada. Y es que no me da tiempo a cogerles cariño, cuando empiezan a ponerse bien y a crecer de forma normal pasa algo que lo tuerce todo. Ese mismo dedo gordo que ahora cambia de color ha perdido su uña unas cuatro veces, si no es por el deporte es porque me engancho con un hierro (mejor no contar detalles), pero no me duran más de tres meses.

Últimamente estoy haciendo recorridos más largos y más duros, sin tener en cuenta la velocidad, corriendo a un ritmo en el que me encuentro cómodo. Me pierdo por los caminos, busco rutas nuevas, exploro otros recorridos, me lo paso bomba. Pero claro, a veces te llevas sorpresas desagradables, como por ejemplo perderse. Ya me ha pasado más de una vez y son los días que más corro y que menos me cuesta, supongo que por la descarga de adrenalina ya que los sitios por los que me pierdo no son los más recomendables para pasear. Sin embargo se conocen lugares muy curiosos, zonas industriales, urbanizaciones en obras, túneles extraños (cuidado con los murciélagos que me han dado algún susto), y gente que te mira como diciendo, pero este... ¿qué está haciendo?.

Por eso raro es el día en el que no corra al menos una hora y media. El otro día salí de excursión por el anillo verde y me gustó mucho, el problema es que hay algunas zonas que todavía están en obras y no ves una fuente en muchos kilómetros (jodida agua...). Pasaban las zonas de descanso de ciclistas y nada, ni una gota, todas las fuentes por poner. Al final tuve que pararme más seco que una pasa a las dos horas de empezar. No es que hiciese mucho calor (salí de casa a las cinco de la tarde) pero se nota que pierdes mucho líquido sin darte cuenta y cuando entra la sed ya es tarde. No me importa la distancia que corrí ni el tiempo por kilómetro, lo único que sé es que lo disfruté como un niño, así que habrá que repetir.

Eso sí, esta vez me llevo dos botellas.

10 comentarios:

ELMOREA dijo...

Lo de los pies es causa perdida aunque yo despues de varias uñas perdidas, cambie las zapatillas y deje que las nuevas me estuviesen 1 o 1,5 cm largas y que el dedo no tocase nunca en la puntera y ahora no se me ponen negras.
Aunque al principio me daba un poco de corte, me compré un cinturon de esos para llevar botella y ahora no salgo sin el cuando voy a pasar de 1 hora de carrera, y oye, mano de Santo.
Si es que hace mucha caló.....
Saludos campeon, me ha gustado tu blog.

Syl dijo...

Joder...a las 5 de la tarde y 2 horas de correría sin agua...lo tuyo es de estudio!!!...locostás la virgen!!!...

A mi nunca me ha pasado lo de las uñas negras...de hecho siempre se sorprende la gente de verme los pies tan bien...y yo creo que mi truco está en lo que dice Elmo, llevo las zapas 1.5cms más grandes de la que es mi talla.

Que sigas disfrutando así campeón.

Besitos.

nando75 dijo...

Yo tuve un problema similar con las uñas del dedo gordo que de jugar al fútbol y chutar con la puntera al final tuve que quitármelas y que se me reemplazara.

Un saludo y ánimo

German Alonso dijo...

nando_ Si yo ya estoy acostumbrado a cambiar de uñas, de hecho me las quito yo... Un saludo.

Sylvie_ Hombre, un poco loco estoy, pero no me voy a las cinco sin una botellita de agua con suero (el de los niños es el mejor y el más barato). Lo que pasa es que soy muy grandón y necesito mucho líquido. Intentaremos seguir disfrutando, gracias. Un saludo.

elmorea_gracias por visitar mi blog y encantado de que te guste. Ya sabía lo del 1,5cm. de las zapatillas y las llevo así, pero o no son las correctas o piso muy raro. Tengo pendiente cambiar este mes y a lo mejor hacerme un estudio del pie en Bikila o en Laister. Un saludo.

wild runner dijo...

Te va a dar algo a esas horas, compañerooo!!!

Yo el otro día salí a las 11 de la mañana y menos mal que de antemano sabía que iba a correr poco, porque hacía casi 35º.

Yo de momento tampoco tengo problemas con las uñas (aunque tampoco corro tanto tiempo seguido -todavía-). Yo lo que tengo son los pies muy cavos y las piernas arqueadas. Conclusión: que apoyo casi exclusivamente el metatarso, y los dedos de los pies se me arquean mucho.

En fin ... No sé cómo serán en Bikila, pero hay gente por foros de internet que no habla muy bien de Laister.

Saludos y a seguir así de fuerte!!!

German Alonso dijo...

Wild_Aunque parezca una locura no hacía tanto calor, o por lo menos no lo parecía porque había mucho viento.

En mi caso me pasa todo lo contrario a tí, soy bastante pronador, mis piernas parecen una X. A lo mejor influye en lo de mis uñas.

Y gracias por el consejo de Laister, porque no sé muy bien dónde ir. Probaré en Bikila.

Un saludo, Germán.

Anónimo dijo...

Pues yo pa llevar la contraria no te voy a llamar loco (porque ya sabes que lo estás, no por otra cosa...). Ala, sigue haciendo tontadas así, que es lo más divertido que hay. Sobre todo sin mirar pulsometros, gps, velocimetros y demas instrumentos del demonio. Y si ademas no te conoces el recorrido, los kilometros pasan volando. Mucho más que cuando no haces más que dar vueltas a un parque, que al menos yo, me agobio como un mono.
A disfrutar !!
L.

Cristina Redondo dijo...

si es que es mejor salir con una ruta prediseñada a veces, porque luego pasa lo que pasa, que nos emocionamos y acabamos corriendo más de la cuenta y por otros derroteros que no son los nuestros...y tranquilo por los muercierlagos que si tu no les haces nada no atacan y son inofensivos.
besos.

SlowPepe dijo...

Esa forma más antropoide de tomarse el tema es uno de los mayores atractivos que yo le encuentro. No todo es ir a tanto el kilómetro, por encima o por debajo del jodido umbral o controlando el consumo máximo de oxígeno (como si no hubiera bastante para todos en el aire que respiramos). De todos modos, amigo, cúrrate un cinturón de bidoncitos o algo así porque con la canícula te va a dar algo, y eso no mola.

Un fuerte abrazo.

anita (la gurisa) dijo...

QUE lindo perderse corriendo, me ecantaria (claro, una zona segura!)
Pero ponerse a correr por ahi sin meta fija está buenisimo!
beso!