lunes, 25 de febrero de 2008

La mirada del demonio



Le he visto los ojos al demonio. Todo pasó este fin de semana. Como suelo hacer de vez en cuando, me preparé para hacer una de mis salidas largas. El día no parecía acompañar, había comenzado a llover y no tenía pinta de parar. "Bueno, mejor" - pensé para mí- "me gusta probar cosas nuevas". Eso obligó a llevar una mochila con ropa de repuesto. Nunca he corrido con mochila pero siempre hay una primera vez.

Salgo de casa a las 16:30h. porque en estos tiempos que corren se hace de noche muy pronto y no quiero quedarme tirado como me ha ocurrido en otras ocasiones.

Salgo tranquilo, intentando frenarme, porque me conozco, me acelero sin darme cuenta y al final me pasa factura. La lluvia no es un problema, incluso me sentaba bien. La sensación de libertad, las bandadas de pájaros pasando sobre mi cabeza y el olor a tierra mojada, incluso algún conejo que se cruza en mi camino, me convencieron de que no me había equivocado al salir.

Todo marchaba según lo previsto, alcanzo el kilómetro 16 en 1:20h. "Voy demasiado rápido" - pienso para mí- Así que paro en una fuente, lleno la botella y hago una llamadita a la parienta para que no se preocupe.

Me pongo en marcha de nuevo, sólo he parado 3 minutos, pero cuesta volver a ponerse en marcha. El paisaje ahora es mucho más campestre, entre árboles y riachuelos. Los pájaros no dejan de volar. No veo a nadie, hace mucho tiempo que no me cruzo con nadie. Tengo hambre, tengo mucha hambre. He pasado los 21km en 1:45h. y ya empiezo a estar un poco cansado.

Paso por una tienda de "chuches" y no puedo resisitirlo, me compro un "Mars", una auténtica bomba para el estómago, pero no sabéis la velocidad a la que me lo como, parezco un pelícano. Y vuelta a la carrera.

Estoy en Príncipe Pío y se muestran delante mío las puertas del infierno. El camino que se abre ante mí desde ahora es un auténtico suplicio. De momento el demonio de las carreras no se ha fijado en mí, soy un don nadie, no merezco su atención. Y todo podía haberse quedado tal y como estaba si no le hubiera dado una palmadita en el hombro para decirle:

"No te tengo miedo"

"¿Qué me has dicho?"

"No te tengo miedo, voy a seguir"

Fue en ese momento cuando el demonio me miró y yo le mantuve la mirada. Nunca lo había hecho hasta ahora.

"No sabes lo que estás diciendo, párate y descansa, es lo mejor. Deja estos juegos para los mayores"
"No te tengo miedo, no voy a parar"

Primeros calambres, pero no me hacen imposible seguir adelante. Concéntrate, pon un pie delante del otro, uno, dos, uno, dos...

"¿Eso es todo lo que sabes hacer?"

Los calambres se hacen más intensos. Para los que conozcáis Madrid y la cuesta de San Vicente no os resultará raro lo que cuento. Sigue con su mirada fija en la mía, pero no le aparto la vista.

"No pares, no dejes que te gane, no le demuestres miedo". El dolor muscular ya no le vale, así que muestra sus otras armas. Un coche negro, parado, con los cristales tintados. En el momento en el que paso a su lado... ¡pum! noto un tremendo golpe en el muslo derecho. Alguien ha abierto la puerta con fuerza y casi me tira al suelo. Parece como si me hubieran roto el fémur. Puedo moverme, falsa alarma. Podéis imaginaros lo que salió por mi boca, no lo voy a reproducir.

"No voy a parar"

Llego a mi destino, con mucho dolor en las piernas. Miro de reojo y alguien se despide de mí: "Nos veremos, esto sólo acaba de empezar".

"Cuando quieras, ya sabes dónde estoy y dónde voy. Te he visto la cara y ya no te tengo miedo"

En total 26,5 km en 2:15h. Hoy tengo las piernas muy doloridas pero estoy contento. He retado al demonio y le he demostrado que no le tengo miedo. Ya sé lo que puede llegar a hacer.

Tengo fecha para el desafío, el 27 de abril. Nos veremos de nuevo pero en esa ocasión no creo que se ande con juegos. Habrá que demostrarlo de nuevo.

15 comentarios:

ELMOREA dijo...

Hummmmm....
Yo creo que es "demonia", solo eso explica tanta maldad junta.
Yo diría que el ritmo era rápido de más. Un poquito mas lento y buscando el ritmo objetivo de tu maraton es lo ideal para las tiradas largas.
Si yo me meto 26.5 a 5:06 el km, me tengo que comprar unos cuadriceps en las rebajas.
La proxima vez prueba a meterle 10 o 15" mas por km, verás como la demonia se convierte en cordera.

Syl dijo...

Mira el Elmo, qué graciosillo!!!...

Bueno, al final le ganaste...con mars y todo entre pecho y espalda (yo no puedo comer ni de coña)...y el próximo 27 de abril, fijo que se caga por las patas nada más te vea pisar las calles de madrid...

lo tienes chupao.

Besitos.

Joan Josep dijo...

Buff, si hasta me has acogonado, entre la foto y el relato estaba pensando en dejar lo de correr. Bromas a parte, me alegro que le ganaras la partida. Miedo me da cuando me llege a mi.
Un saludo.

German Alonso dijo...

Elmo_ Tienes razón, lo sé, pero me cuesta frenarme. El 27 intentaremos amansar a esa demonia.

Sylvie_ Lo de comer es fácil, la cosa es seguir después de tragar.

Joan_ Pues ya sabes, nada de miedo.

Gracias a los tres.

Paco Montoro dijo...

Germán ese Demoni no se me despegó de mí de doce kms, es terrible y malo el puñetero...He disfrutado mucho con tu entrada...pena que esas tiradas largas se me han acabado hasta dentro de unos meses...Un saludo

Curro Avalos dijo...

Germán, enhorabuena tío por esa tirada. A mi me visitan cochinos y a tí el demonio. No sé que es mejor joder. Y a nuestro colega Joan el ganso no le deja de cantar... Cago en diez con esto del running... Que variedad. Un abrazote fuerte y ánimo con ese MPM. Te leo.

Lucas dijo...

No se que me da mas miedo, leerlo...o imaginarlo...
Cuidate !!

German Alonso dijo...

Paco_ ¿Qué te puedo contar yo que tú no sepas ya?. Intentaré seguir aprendiendo de tu experiencia. Gracias.

Curro_ En esto del running hay sorpresas para todos. Ya te llegará, ya... Un abrazo.

Lucas_ Vete preparándote porque te tocará pasar por ello en NY. Abrazos y a cuidar esas articulaciones.

Cristina Redondo dijo...

genial entrada! he disfrutado mucho leyendo! eres un crack!

wild runner dijo...

Lo bueno es que aguantaste ahí como un campeón ;)

A mí una vez se me apareció bajando ... y me tuve que parar más de 5 veces en la bajada!!! No me lo podía creer.

Un saludo y ánimo, que esas salidas largas te están poniendo como un toro.

German Alonso dijo...

Cristina_ Gracias, no se me da muy bien esto de escribir porque lo hago en ratos muertos del trabajo.

Wild_ Cuando llega viene sin avisar, el cabrón. Esperemos que estas saliditas den su fruto. Gracias.

Pablo Diaz dijo...

Solo se me viene una frase a la mente al leer tu relato:

"El dolor es pasajero, pero la gloria es Eterna".

Un claro ejemplo de ella nos has dado.

Exitos para el 27/4!!!

Anónimo dijo...

Hola, soy Juan el de Lore. Germán tío, eres un crack, nuestro ídolo. Estás hecho un Karnazes. Hacía tiempo que quería escribirte unas líneas porque, lo quieras o no, ya eres punto de referencia en esto del correr. ¡Y vaya si corres! ¡Cómo vas a tener miedo a MAPOMA! Pues yo, que también será mi primera maratón, tendré que asistir con psicólogo a la línea de salida. Mis 2h. 17' en la II Media Maratón de Villalba me dicen que, o me pongo más en forma, o no llegaré si quiera al famoso muro, y menos aún pasarlo. Pero cuanto mayor es mi duda, mayores son mis ganas de intentarlo. Tú eres el que me has animado. Así es que, si hago 30 kms. o acabo, te lo dedicaré. Hasta pronto, que esto se alarga.

German Alonso dijo...

Pablo_Tienes razón, pocos entienden que sufras por algo así, pero esa sensación de llegar a la meta...buf.

Gracias.

Juan_ ¡Juanillo!, ¡qué alegría leerte por aquí!. No sabía que seguíais mis corredurías (me da un poco de vergüenza). Así que ya has corrido la Media de Villalba, pues eso significa que estás en forma. Lo del maratón es cosa aparte, de hecho, no sé ni lo que es.

Lo importante es que has empezado y te ha picado el gusanillo, lo que viene ahora es fácil, simplemente se trata de poner un pie delante del otro.

Un saludo y gracias. Espero que pases más a menudo por aquí y si te presentas al MAPOMA no vemos y corremos juntos.

anita (la gurisa) dijo...

me lei esta entrada con la musikita de arriba... jeje

¡asi que demonios te persiguen? yo diria que vos te convertiste en uno! jaja, a mi me pasaria lo mismo que a elmo, unos cuadriceps de respuesto!

beso! y mil gracias por tus palabras en el post del cruce...